Las cosas que me gustan...

  • Me agradaría saber que pertenezco a una especie que fuera capaz de respetar la vida en todas sus expresiones y convertir al Planeta en un gran hogar para todos...

domingo, 2 de septiembre de 2012

INSTANTE...






                                                                 Ella, inmersa en su vuelo.

Yo, contemplándola.

Las dos puntas de un acontecer fugaz....




TEXTO y VIDEO:  M.A.O

2 comentarios:

  1. Mabel, precisamente ayer releía un texto de Pierre Hadot (de quien he publicado alguna cosa en el blog)que tiene por título "El instante". Se refiere a ello como (según ha encontrado expresado en textos clásicos de la Antigüedad y autores más cercanos como Rousseau)una concentración sobre el momento presente gracias a la cual el espíritu se separa en cierto modo de futuro o pasado, contentándose con la simple "sensación de existir". Sensación de existir que va indisolublemente unida a la sensación de formar parte de todo y a la sensación de existencia del todo, de identidad entre la existencia universal y nuestra propia existencia.
    ¿No nos transmite algo así la contemplación del vuelo de un ave.

    En otro texto Hadot hace referencia a una cita de Nietzsche donde habla de ello:

    "Suponiendoque digamos sí a un único instante, con ello hemos dicho sí no sólo a nosotros mismos sino a toda existencia. Pues nada se basta a sí mismo, ni en nosotros ni en las cosas: y si nuestra alma sólo a vibrado y resonado de felicidad una única vez, toda la eternidad ha sido necesaria para ocasionar ese acontecimiento uno -y en ese instante único de nuestro decir sí, toda la eternidad estaba aprobada, redimida y afirmada".(Fragmentos póstumos)

    Feliz día

    ResponderEliminar
  2. He buscado la entrada que citaste, la he leído con sumo interés. Una frase me ha encantado, quizá porque significa un sentimiento profundo que anida en mi, "No se puede poner en juego la vida como un dado que se tira". La vida, ese maravilloso regalo presente que a veces nos desborda, otras puede que traiga tristezas, dolor quizá...pero ella lo vale todo. El vuelo de la garza, el ave de contemplé esa tarde, es casi como un acto de comunión, de enlace pleno y total en ese mágico instante. ¡Gracias por tu comentario Jan!! Es un inmenso placer poder compartir con vos algunos de mis sentires!!

    Abrazos!!

    ResponderEliminar