Las cosas que me gustan...

  • Me agradaría saber que pertenezco a una especie que fuera capaz de respetar la vida en todas sus expresiones y convertir al Planeta en un gran hogar para todos...

viernes, 30 de septiembre de 2011

Bienaventurada.


Llueve..profusa, raudamente.
Golpean las gotas en el techo de chapa.
Todo lo viviente permanece en latencia.
Los humanos a resguardo. Los animales a la intemperie.
Lo vegetal inundado de perlas translúcidas, emergentes de un hada pasajera.
Lejano, un trueno. Irrumpe nuevamente la incontenible fuerza del agua.
Pluie.

pureza y.....

transparencia.
El mundo está a salvo, por unos instantes.
                                                                                    M.O

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Lo que no fue..

Cuando te vi, o te presentí en el aleteo,
tuve la certeza dolorosa de que eras menos que lo efímero.
Sin proponérmelo atendí a los detalles, tus detalles:
alas enrolladas, atrofiadas, deformes,
como un retacito de seda en el fondo de una caja,
como papel que se escribió y se ha desechado ya.
Sentí piedad, tendí mi mano, 
trepaste con esfuerzo.
Pensé que alguien te debía ese gesto
y te coloqué sobre la flor.
Supe que no resistirías. Insistí.
                     ...
Hoy, hace apenas unos minutos,
te busqué afanosa entre los gajos del malvón.
Algunas veces es mejor -intento convencerme de ello-
no ver, 
darle espacio al deseo,
soñar que era posible.
Para tus alas amarillas y negras
yo soñé el vuelo, el baile en el jardin,
la sutil y frágil hermosura.
Nada de eso fue.
Todo tan breve.
Abortó desde el inicio.
De no querer ver, te vi: despojo arruchado,
ni tan siquiera triste, tan sólo arrojada de tí.
Eso, materia entre hormigas. Alimento.
                                                            M.O

Te dejo este poema de Pablo Neruda, de su libro CREPUSCULARIO (1923), "Mariposa de otoño"...

La mariposa volotea
y arde -con el sol- aveces.

Mancha volante y llamarada,
ahora se queda parada
sobre una hoja que la mece.

Me decían: -No tienes nada.
No estás enfermo. Te parece.

Yo tampoco decía nada.
Y pasó el tiempo de las mieses.

Hoy una mano de congoja
llena de otoño el horizonte.
Y hasta de mi alma caen hojas.

Me decían: -No tienes nada.
No estás enfermo. Te parece.

Era la hora de las espigas.
El sol, ahora,
convalece.

Todo se va en la vida, amigos.
Se va o perece.

Se va la mano que induce.
Se va o perece.

Se va la rosa que desates.
También la boca que te bese.

El agua, la sombre y el vaso.
Se va o perece.

Pasó la hora de las espigas.
El sol, ahora, convalece.

Su lengua tibia me rodea.
También me dice: -Te parece.

La mariposa volotea,
revolotea,



y desaparece.*    Pablo Neruda.


* Fotografías: M.O

domingo, 25 de septiembre de 2011

Estampas de río-marrón.

 Y llegaron ellos, venían vadeando el río, algunos encallaron -como barcazas- otros siguieron la corriente después de dejar su caricia verde junto a la orilla...
No nací junto al río, no. No me acunaron las pequeñas olas ni supe de crecientes, bajantes, tormentas camino a las islas. Crecí en una villa apacible, rodeada de sembrados, trigales, maizales, linares....grandes copas de espinillos derramándose en oro, glicinas violetas, calles de tierra y  canto rodado. Un día la vida me dejó aquí, y me fui quedando. De a poco aprendí sobre él, luego junto a él, esa fue la lección más fructífera. Vi atardeceres rojos, amaneceres entre oleajes y sombras; trepé por las barrancas, asidas mis manos a las viejas y fuertes raíces, descubrí las pequeñas grutas con agua de vertientes en la hondonada, la arena blanca, la corriente  marrón. Y llegaron las aguas, caudalosas, arrastrándolo todo a su paso, la lampalagua, las yararás, los lobitos de río....y cantaban los pájaros en un coro sin pausas hasta el anochecer..mientras los peces de plata bailoteaban,  procurando eludir la fuerza de las redes y a lo lejos las canoas con hombrecitos que parecían de papel. Entonces te quise, aprendí a quererte. 




          Te dejo esta canción, es canción de cuna y la escribió Don Linares Cardozo, artista, compositor, intérprete, profesor...


                                                            Noche calma sobre el río  
                                             sueño, trabajo y querer
                                             ya va el pescador curtido
                                             recorriendo el espinel.


                                                            Allá en el rancho la madre
                                                            mece con tierna emoción
                                                            una cunita de sauce,
                                                            entonando esta canción:
                                                            
                                                             gurisito costero, duérmase
                                                             gurisito costero, duérmase.
                                                             Si se duerme mi amor,
                                                             le daré chalanita de ceibo
                                                             collar de caracol, collar de caracol.


                                                               El niño ya se ha dormido
                                                               la luna salió a mirar
                                                               hamacándose en las aguas
                                                               por entre el camalotal.
                                                               
                                                               La brisa juega y el canto
                                                                parece que viene y va
                                                                en eco dulce se pierde
                                                                por el río Paraná.
                                                                
                                                                Gurisito costero, duérmase
                                                                gurisito costero, duérmase
                                                                duerma, duerma mi amor
                                                                crecerá junto al río mi cielo,
                                                                 será buen pescador,
                                                                 será buen pescador.-


sauce y río...

río y cielo..


y una canoa recortándose  en la distancia....
                                                                  algunas veces me voy en sueños...
mientras rasgueo mi guitarra...

miércoles, 21 de septiembre de 2011

LAS FORMAS....


la vida, contra viento y marea............
APARECEN, SE ESFUMAN,
SE DISEMINAN, ESTALLAN,
SE DESDIBUJAN, SE AFIRMAN,
SE REDONDEAN, SE ESTIRAN,
ECLIPSAN.
NOS RODEAN, NOS CERCAN.
SE EXPANDEN.
SE ABREN, SE PROYECTAN...
NOS SORPRENDEN.

DESAPARECEN.





                               M.O

martes, 20 de septiembre de 2011

Luto.

Cadena, otra..derecho,revés.
Sobre la hornalla la pava dibuja vapores impacientes.
Y los pensamientos...
El azul se despliega en las grietas de un sueño protector.
La radio desanda filigranas matutinas.
Algo se mueve en la brisa, más allá de los cristales.
En diferentes sitios palpitan la vida y
la expectante sensación de lo posible.
Allí, bajo la tierra bullente, el silencio se estira,
va por pasillos obscuros, anuda imágenes de lo que fue,
se ahoga en sí mismo.
Y la quietud de la forma, otrora conocida,
se prolonga en el latido de la transformación de la materia.
No está.
La pienso en espacios siderales, carreras presurosas, aullidos lobunos.
Entonces, sólo entonces, disminuye la ansiedad de la espera.
Completamente vana.
Eternamente inútil.
                                M.O                                      

domingo, 18 de septiembre de 2011

viernes, 16 de septiembre de 2011


Es el diluvio, no se si el universal, lo es para mi. Recuerdo que soñaba que cerrando mi mano tras la ventana podía atrapar en su hueco el mundo entero. Es noche, vagabundean ruidos extraños por todas partes, algo de lo cotidiano llega con el chistar de las lechuzas. Afuera alguien se moja. Hago nubes de vapor en los cristales...espero.

jueves, 15 de septiembre de 2011

miércoles, 14 de septiembre de 2011

El mar, ese inexplorado gigante que deja sin palabras...

Cuando lo vi, por vez primera, sólo pude enmudecer...qué otra cosa podría?





Érase que era....

pero ya no es....tendida en la vereda, simplemente muerta, asi la vi...despojo, manojo de plumas que sólo el viento podría mover, pensé cuál habría sido el motivo...fue todo eso al pasar, cuando otras cuestiones preocupantes asediaban mi cabeza, entonces seguí -antes la deposité sobre el césped, cuestión de humanidad no muy esclarecida....no se por qué lo hago siempre, detesto el asfalto para un cadáver, es preferible la tierra, donde supongo regresará a la fuente.....Compré las gotas que necesitaba mi perra, regresé, el mismo camino pero en sentido inverso. En el mismo sitio estaba, quieta ahí, por siempre....me di vuelta y observé a su par, picoteaba los últimos granitos antes del anochecer. Estaba sola.

Tus ojos, tu mirada...

..mientras yo me quedaba en la orilla el mundo giraba......y entonces el sol cambió de paisajes..





y llamaron a la puerta...

Y te asomaste a desgano, pensando quién sería, que querría...y te respondió una voz  inmersa en una sonrisa ancha, como pidiendo disculpas por la intromisión del mediodía. Saliste y escuchaste, te dijo que la habían golpeado, que andando los caminitos perdidos del Macarone encontró cara a cara la violencia desatada, sólo quería "juntar cositas por ahí", llevarlas al pequeño salón, repartir entre los chicos lo que hubiera, hacer pan con chicharrón y tortas fritas que acompañarían un dulce lavadito y "flotador"...pero ellos no entendieron nada, te sacaron todo y te golpearon feo...sin embargo aquí estás, de nuevo en la brecha..."y si tiene algo..le voy a agradecer...que Dios la bendiga" ...y entonces te subieron los colores por dentro, por la intención previa de no atender, de que no te molesten....y diste gracias por los encuentros humanos.

La vida te da sorpresas.....

....crecimos junto a la TV en blanco y negro, las repetidoras y el tecleo de las remington y las olivetti.. hoy estamos aquí, aprendiendo a utilizar una tecnología que avanza y nos desborda por momentos. Pero el aprender es una vieja costumbre, sana y tozuda. Por eso nos unimos al desafío de las redes sociales, los blog, y que se yo cuántas novedades tecnológicas más. ¡Es divertido! genera la impronta de enfrentarse a "lo desconocido", se arriesga -sin morir en el intento- y está buenísimo! c'est la vie!!! et la vie c'est très belle!!!