Las cosas que me gustan...

  • Me agradaría saber que pertenezco a una especie que fuera capaz de respetar la vida en todas sus expresiones y convertir al Planeta en un gran hogar para todos...

domingo, 1 de febrero de 2015

Juego de té...



Despacio, paso a paso, sin prisa alguna.
Como en una doble vía la gente va y viene
por la peatonal.
Viernes por la tarde.
Menos apuros. Pausa.
Vidrieras. Liquidaciones.
Plataformas cual montañas.
Prendas de vestir que serán
antigüedad la próxima temporada.
El policía en la garita.
Vendedores callejeros.
Alguien que pide limosna,
con voz lastimera.
Los perros sin dueño
que tienen amigos por todas partes.
(También enemigos, pero de esos no 
quiero hablar...)
Mirando hacia abajo un oleaje
de zapatillas, chinelas, zapatos,
sandalias bajas y altas.
Alguien toma helados
en la mesita que ha dispuesto
el local de heladería.
Servilletas blancas.
Salsa de caramelo.
Alguien fuma.
Alguien ríe.
Todos pasan.
Un chico toca la guitarra y canta.
Adolescentes en grupos desordenados.
Una silla de ruedas, empujada por alguien.
Los manteros.
Jóvenes artesanos de bijou barata.
Una abuela y su nieto.
Una pareja de enamorados.

Las coquetas galerías
invitan a adentrarse
en sus curvas sin prisa.
Locales casi vacíos.
¿Cómo subsisten -me pregunto-?
Artículos caros, bonitos,
sofisticados.
Van mis ojos buscando algo,
pero sin ansiedad,
como al paso.

Un glamoroso local
emite destellos de perfumes
y delicias aromáticas.
En el escaparate principal
me atrapan seis tazas
colgadas de un soporte plateado.
Seis tacitas. Seis pocillos.
Rosas. Rosas. Rosas.
Brillo intempestivo
en la mirada.
Niñez.
Tazones de plástico.
Lozas dibujadas.
Entro. Sonrisas. Preguntas.
Respuestas.
Son de porcelana, me ha dicho.
Y quisiera que fueran mías.
Sólo por eso.
Por tener ese brillo y esas rosas.
Por iluminar de golpe mis pupilas.
Por traerme al país de la infancia.


No se si podré comprarlas.
No creo que se justifique gastar en ellas.
De todos modos decido que son mías,
¿quién dirá que no?,
esas son mis tazas, mis adorables
tazas de té....de porcelana blanca.***




~Flores sobre mi mesa de Té~ flowers on my table tea
Rosas y porcelana, campanas que llaman a misa de ocho, cucharitas de alpaca....sé que volveré, alguna vez...



2 comentarios:

  1. Linda crónica de un paseo por una ciudad

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias Ricky!!! Si, según vamos mirando es lo que registramos. De ahí en más las puertas y ventanas de la imaginación están abiertas. Gracias otra vez, por visitarme por aquí.

    ResponderEliminar