Las cosas que me gustan...

  • Me agradaría saber que pertenezco a una especie que fuera capaz de respetar la vida en todas sus expresiones y convertir al Planeta en un gran hogar para todos...

jueves, 5 de enero de 2012

Ausencia...

Lázaro, mi perrito.
Por todas partes miro...y no te veo
y son tantos los recuerdos!
Aquel día primero, cuando te vi
tu indefensión, tu dolor, ese no esperar nada
y supe que estabas por siempre en mi camino;
te tendí mi mano, abrí mi corazón, te di mi ayuda...
los años pasaron, con ellos nosotros, compartiendo siempre
fuíste envejeciendo y no quise convencerme
de que tu partida estaba próxima,
me aferré a un delirio medicamentoso
quise rescatarte, como entonces...de la nada.
Tu cariño fue tan pleno, tan así, como si nada,
me acostumbré a tu presencia
y ahora aunque te busco no te encuentro
por siempre quieto, bajo tierra, con un lirio plantado
sobre tu cuerpecito detenido por siempre, por siempre así
como yo lo dispuse para tu partida.
Y como te digo..son tantos y tantos los recuerdos!
tus guou tan perrunos, tu cola de "alambre", tu pedigree raso
tus orejas, el pelaje corto y de color indescriptible...
fuíste callejero, arrojado de todo...
un buen día, era Nochebuena de hace dieciocho años, quiso el destino
que ambos coincidiéramos. Desde entonces caminamos juntos.
Y el destino quiso -cruel o no- que esta Nochebuena te marchases para no volver, 
al lugar donde -dicen- van los perros buenos, tan buenos como vos, Lázaro.

        A la memoria de mi perrito Lázaro, que me dejó para siempre en el amanecer de este 24 de diciembre pasado...

2 comentarios:

  1. Pensaba en el nombre de tu perro Lázaro, procedente del hebreo Eleazar palabra compuesta por "Dios" y "Hazar" que quiere decir "al que Dios ha ayudado". Sus distintivos son la pobreza la exclusión y el ser ignorado. Sin duda el destino fue generoso con él (y contigo)cuando se cruzaron vuestros caminos.

    ResponderEliminar
  2. Asi lo creo Jan...muchas gracias por tus palabras! Abrazo

    ResponderEliminar